Image Alt

La temida vuelta al cole

  /  Educación   /  La temida vuelta al cole
La vuelta al cole

La temida vuelta al cole

¡Adiós a las vacaciones! Ha llegado el momento de la «vuelta al cole», adiós a los horarios flexibles y  a la libertad que eso conlleva. La rutina y los quehaceres vuelven a nuestra vida para acompañarnos los próximos meses.

Este es un cambio que afecta tanto a mayores como a pequeños. Para los adultos es la vuelta al trabajo, a las tareas domésticas y al cuidado de sus pequeños. Y, para los más jóvenes, irrumpe de nuevo la dura etapa de estudio, presiones, horarios y estrés continuo al que son sometidos.

Estos últimos necesitan un apoyo especial puesto que cada niño es único. Cada uno tiene diferentes formas de adaptarse con las que les tenemos que ayudar. El niño que desea volver a estar con sus amigos, estará encantado de volver al cole. Tal vez hasta se encuentre ansioso por comenzar las clases. Por otra parte, hay jóvenes que según se va a acercando la fecha, empiezan a dormir mal. Puede pensar que estaría mejor en otro sitio sin estar sentado en una mesa rodeado de toda esa gente. Son situaciones que dependen de las diferentes experiencias que los menores han tenido con el entorno escolar y que, son las que condicionan el comportamiento del niño.

Por todo esto, siempre hay estrategias y técnicas que se pueden llevar a cabo para intentar que nuestros pequeños tengan una vuelta a la rutina más feliz y positiva.

Trucos para la vuelta al cole

En nuestras manos está acompañarlos y motivarles en el nuevo periodo de adaptación.

Aquí os dejamos algunos consejos con los que seguro que conseguís hacer frente a este complicado reto:

  • Adaptar el horario unos días antes. Es una buena idea empezar a madrugar con unos días de antelación para que el cambio al inicio de las clases no sea tan brusco y se vayan habituando a una rutina diferente.
  • Preparar y comprar el material con ellos. Se debe intentar llegar al primer día con todo preparado. Si conseguimos tenerlo un par de días antes, el niño tendrá menos estrés y menos ansiedad al ver que todo está listo.
  • Hacer el recorrido con ellos. Acompañarlos un día antes del comienzo al lugar de estudio y hacer con ellos el paseo que realizarán después les dará una mayor confianza y seguridad.
  • Retomar la lectura. Que lean un pequeño libro antes de empezar les ayudará a retomar la rutina con más facilidad.

Y no olvides…

  • Hablar con ellos del colegio. Crear un espacio de confianza en el que ellos nos puedan contar cómo se sienten. Debemos hacerles saber que pueden contarnos tanto las anécdotas divertidas, como sus problemas y angustias si necesitan ayuda.
  • Marcar pequeñas metas y objetivos. Pensar junto a ellos qué quieren lograr en un corto espacio de tiempo, esto les motivará y les dará energía para conseguirlo.
  • Implicarse. En definitiva, ellos tienen que sentir que estamos a su lado y se tienen que sentir acompañados en el periodo de adaptación. Contando siempre con nuestro apoyo y dándoles facilidades para que nos cuenten sus inquietudes.